jueves, 13 de octubre de 2005

La televisión.

Algunos (pocos) dicen que la poesía está en todas partes, otros que la poesía es muy difícil de encontrar.

Como para todo, las ideas absolutas son difícilmente defendibles. Yo creo que depende mucho del cristal con que se mire. De tu sensibilidad, de tus ganas de encontrar algo poético, del momento...

Por ejemplo, ¿poesía en la televisión? Sí claro que sí. Por supuesto no me refiero al programa del tántrico Sánchez-Dragó. Ni tampoco a las lágrimas de mentira (esas familias que llevaban veinte años sin verse... ¡y viven a doscientos kilómetros!). Ahora me refiero a los anuncios.

Aquel anuncio de una compañía eléctrica en el que una niña enviaba a su hermano, que vivía lejos, la bombilla que éste solía usar en su cuarto para que así, siguiese viviendo bajo la misma luz. De lo más poético.

Incluso el de Coca-cola que jugaba con las botellas, chapas, latas... mientras repartía destinatarios: para los que aman, para los que están acá, para los de allá, para los grandes, para los pequeños... Si logras quedarte con la "esencia", con la idea, si logras alejar la multinacional que anuncia y otras cosas banales, es poesía...

Al menos a mí me lo parece. ¿Alguien recuerda más anuncios "poéticos"?

1 comentario:

La_Oli dijo...

Yo veo poesía en todos lados, menos en el programa de Dragó y cosas pedantes y horribles por el estilo. Tu tampoco dejes de estibir así ni de citar a García Montero... Ya vas a ser otra lectura que me hace falta!
Besos