martes, 4 de agosto de 2009

Galletas de la fortuna

Eres una parte esencial en el proyecto de vida de muchas personas

Ese es él. Esa parte esencial, ese punto de apoyo en el que unos cuantos nos apoyamos para mover el mundo, es mi amigo Jesús.

He hablado de él varias veces en este blog. Y tengo una historia al respecto.

Cuando estrenamos "Y los cuentos, cuentos son" el febrero pasado, vinieron muchos amigos para acompañarnos. Uno de ellos, una de ellas era mi duende cántabro preferido. Cuando pude saludarla después de la actuación le dije que, había quedado con mi amigo Jesús y ella, con un brillo de ilusión y alegría en la cara, me preguntó: "¿el famoso "amigo Jesús" del blog".
Yo pensé que, quizá, lo que había escrito de él en este cuaderno "virtual" había creado expectación por conocerle a un puñado de personas. Y era cierto. Y sobretodo, era merecido.

Creanme, merece muchísimo la pena conocer a mi amigo Jesús.
A esa parte esencial.
A ese punto de apoyo en el que unos cuantos nos apoyamos para mover el mundo.

A mi amigo Jesús.

(Abrazo hermano)


2 comentarios:

Shurha dijo...

Puede que ande bastante equivocada o puede que no, ¿quién sabe? Puede, incluso, que mis intuiciones de sobre quién es tu amigo Jesús sean ciertas. Realmente, no puedo decir que haya leído más cosas de él en este blog, porque lamento decir que desde que empecé a leerle, no recuerdo que hayas hablado de él aquí. Pero... creo que tan sólo con esta entrada he podido imaginar de quién se trata... Quizá me llames tonta por pensar en quién es tu amigo Jesús... por pensar que sabía quién era.

Pero desde lo más profundo de mi corazón y de mi alma te digo que si se trata de quién yo creo, compartimos un amigo. Y estoy de acuerdo contigo cuando dices que merece la pena conocerle.

Espero que, de alguna u otra manera, tarde, temprano o cuando sea, me confirmes mis sospechas.

Eso si, te doy licencia para llamarme ilusa...


Un beso
Shurha

Isa dijo...

Uy, eso del duende creo que va por mi, jjejeje.

Si que es verdad, te lo dije yo, y es que es cierto que recuerdo que lo has nombrado por aqui en más de una ocasión.
Así a bote pronto y sin echar mano de la "hemeroteca" del blog, me acuerdo por ejemplo de la vez que escribiste el cuento de la Utopía, ahí lo nombrabas... y casi me atrevo a asegurar al 100x100 que creías en el en aquel maravilloso "Credo" que nos dejaste por aquí al poco de nacer el blog...

Y es que ya sabes que yo soy de las tuyas, de esas personas que creen tanto en las otras personas que detectan cuando hay una cerca de esas que realmente merecen la pena.

Tu amigo Jesús es sin duda una de ellas, y tú, otra. ;)

Se te quiere guapo!