jueves, 22 de octubre de 2009

Cabaret líquido


Una fiesta de los sentidos. Eso es el “Cabaret líquido”. Sabe a cabaret, huele a cabaret, se toca, se oye y, por supuesto, se ve el cabaret en su estado más puro: el líquido.

Cumplen lo que se anuncia: cinco actores que bailan y cantan, cuatro músicos que actúan. Y todo como un barco que te lleva de viaje por Asia, América, África… y que te mece como un barco. Laví e Bel es una compañía granadina que hace felices a los espectadores con una receta tan sencilla y antigua como efectiva: son felices en el escenario.

Este espectáculo ya mereció el premio Max al mejor montaje musical y ha recibido críticas muchísimo mejor escritas y mejor razonadas que esta pero no podía dejar de hacerla. Si les encuentran cerca de su ciudad no dejen de visitar este cabaret mágico, cómico, poético, dinámico, esperpéntico, lunático… y de cuento.

Por mi parte, y pese a que este comentario no les llegará nunca, no puedo dejar de dar las gracias por esos 110 minutos en los que consiguieron lo que proponían al inicio: que me olvidara de todo menos de disfrutar. Gracias, enhorabuena. (Hurgando el calendario he visto que en abril de 2010 el cabaret desembarca en Zaragoza, allí estaré)

Más información aquí

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No puedo sino coincidir con todo lo dicho. La del domingo fue una tarde para no olvidar.
Un aplauso para Caja de Burgos por plantear este ciclo sobre el Cabaret.

Vanlat dijo...

Si vienes a Zaragoza no dejes de avisar.

Sunrise dijo...

Los vi a cachitos (Un escenario por semana) en la Expo, y me gustaron mucho :)