martes, 13 de junio de 2006

Cuaderno

Hace una semana, me regalaron un cuaderno maravilloso. Me gustan los cuadernos, las sorpresas, los regalos y ser feliz, y en un momento me dieron esas cuatro cosas en una.

Supongo que a alguien más le pasará como a mí: que responsabilidad empezar un cuaderno... Unas hojas en las que imaginas que escribirás tus versos más redondos o los mejores cuentos o geniales líneas que colgar de este blog, pero… ¿como empezarlo?

¿Y si lo que escribo desmerece el papel? ¿Y si al terminar la primera hoja tengo que arrancarla? ¿Y si hago mala letra o un tachón?

Ya tengo varios cuadernos sin empezar pero este “ha nacido para ser escrito”, tengo que hacerlo, así sea por quienes tuvieron la deliciosa idea de regalármelo. Ellas, que saben tanto de libros, conocen como yo, el secreto de las letras: nunca sabes en qué corazón acabará ese verso o en qué labios sonreirá aquella frase. Ellas me dieron un cuaderno, yo pongo las palabras,… quien sabe como seguirá la rueda…


Se lo contaré a todos ustedes, claro.

3 comentarios:

susana dijo...

espero que ahora que tienes ese cuaderno no te olvides de escribir por aqui eh .......

Princess Valium dijo...

Escribe cuando te apetezca, lo que te apetezca y será la mejor manera de dar las gracias por este regalo tan especial.

Un petonet

Nuestro corazón tiene la edad de aquello que ama... dijo...

Yo también tengo alguno de esos cuadernos... y es cierto antes de comenzar a escribir algo lo pienso muy mucho. Así que siempre acabo escribiendo en hojas a parte, luego lo escribo cuidadosamente en el cuaderno y guardo esas primeras hojas que guardan el verdadero sentimiento de las palabras, la duda de los tachones y la vergüenza de los paréntesis...
Siempre me prometo que lo escribiré directamente pero nunca lo consigo... Quizás porque espero que algún día mis cuadernos sean leidos por esa persona tan especial, y quiero que estén perfectos