jueves, 15 de junio de 2006

Estrellas

Cuentan, que en un pequeño pueblo de pescadores, un escritor tenía una casa junto a la playa. Todas las mañanas, el escritor salía a dar un paseo por la arena.

Un día, le pareció ver junto al agua, a un joven que daba la impresión de estar bailando. Cuando se acercó se dio cuenta que lo que estaba haciendo era recoger estrellas de mar que estaban en la arena una por una y devolverlas al mar.

El escritor se acercó y quiso saber porque hacía tal cosa. El joven sin detener su labor le explicó que la marea estaba baja y el sol brillaba, que si las estrellas no eran devueltas al agua morirían sin remedio. El escritor se quedó asombrado y comentó con el joven que su tarea era inútil, que había muchísimos kilómetros de costa y que la mayoría de estrellas morirían pese a su esfuerzo.

El joven, aparentemente sin hacerle caso, volvió a agacharse, cogió otra estrella y tras enseñársela al escritor la arrojó al mar diciendo que por esa, ya había hecho algo.

Cuentan que desde entonces, en las mañanas en que la marea está baja y el sol brilla, son dos las personas que parece que estén bailando junto a la orilla del mar.


Este cuento lo encontré en una maravillosa recopilación “artesanal” acompañado de esta dedicatoria: Espero que usted sea una de esas personas que quieren hacer de este mundo algo mejor gracias a su presencia. Si es así, le espero para que juntos devolvamos estrellas de mar al océano.

Así que ya saben: devolvamos esas estrellas cada día. En forma de sonrisas, de favores, de palabras amables, de pequeños gestos que hacen que el mundo, y nuestras vidas, sean un poquito mejor.

Y es que a veces un poquito mejor es mucho. A veces, lo es todo…

1 comentario:

Ileana dijo...

Hace muchisimo tiempo alguien me contó esta historia, y casi la habia olvidado, hasta hoy, que la encuentro aqui, disponible. Y la leo, en el momento preciso, casi como una reafirmacion de mis convicciones. Afortunadamente me acompaña un espiritu optimista, no se si inquebrantable pero a prueba de unas cuantas balas. y sabes que? Creo que son mucho mas que dos las personas que andan devolviendo estrellas al mar! :)
Y de a poquito, parece, nos vamos reconociendo :)