viernes, 21 de septiembre de 2007

Otoño

Dicen los meteorólogos que este Domingo comienza el otoño. Y aunque mi ciudad hace tiempo que ocultó el ombligo y los dedos de los pies, espera la noticia con cierta desilusión y resignada. El otoño es una visita inevitable

El otoño suele ser tiempo de comienzos o de reencuentros. Suele ser una pelea por no abandonar la calle, si bien la contienda siempre la gana el frío antes o después haciendo que nos retiremos cabizbajos a nuestras habitaciones. El otoño es a la nostalgia lo que la primavera a las ilusiones. El otoño en definitiva es un “pero”.

Quizás no pueda quejarme pues el otoño también acostumbra a ser un bien momento para contar. Quizá en esto de escuchar cuentos siempre hacemos nuestra la imagen de arremolinarnos en torno a una hoguera para que nos entibie el calor del fuego y las historias. El otoño trae cuentos consigo.

Pero he dicho “quizás”, por lo que aprovecho mi derecho a quejarme, pues el otoño también es el comienzo de distancias, de ausencias más o menos leves y de teléfonos que no suenan. El otoño es un separador impune.

Al fin y al cabo puede que no merezca la pena pensar tanto sobre el otoño y hacer todo lo posible por globalizar las estaciones. ¿Se imaginan?


Por suerte este año el otoño tiene un paréntesis…

2 comentarios:

Puk dijo...

Si. El otoño es momento de nostalgia y añoranza. No se porque, o quiza por eso que dices de que el frio nos hace encerrarnos en casa, dejar los buenos momentos que suele traer consigo el verno...pero si, es una época rara del año...
Tratemos pues de intentar afrontarlo de la mejor manera posible, como siempre buscando el lado bonito de las cosas, y levantandonos cada dia con una sonrisa para capear el temporal y hacer de cada dia un gran dia, sea la epoca del año que sea. ;)

Me alegro de que tengas esa tregua.

un besito!

txilibrin dijo...

Niñooooooo, te acabo de descubrir, te leeré de ahora en adelante.