miércoles, 3 de octubre de 2007

Paréntesis

Imaginen una persona que trabaja seis días a la semana y que durante todo el verano no ha tenido vacaciones.
Imaginen que en su ciudad comienzan sin piedad las dentelladas del frío.
Imaginen que esa persona tiene a “alguien” pero que ese “alguien” vive en una ciudad distinta por lo que solo se ven algunos fines de semana y puentes.

Y ahora imaginen que mañana esa persona comienza, al fin, sus vacaciones.
Imaginen que se va a escapar del desazonador frío.
Que piensa acercarse a mirar a la mar.
(Y a devolver unas estrellas al océano si se puede)
Imaginen que, claro, irá con “ella”.
Que tienen diez días para disfrutar, para disfrutarse.


Si han imaginado, creo que se harán una idea de las ganas con las que él espera sus vacaciones

Así que supongo me disculparán que durante diez días no escriba en este blog…

Gracias

3 comentarios:

Princess Valium dijo...

Pues desde aqui, donde el frío aun no es nada severo, te deseo unas buenas vacaciones y que aproveches esos 10 días como si fueran un tesoro (que lo son). Y guarda cada instante vivido para calentarte en esos días solitarios del largo y temible invierno.
Petonets

mariajo dijo...

Disculpado... y que usted lo disfrute bien...

Besitos!

Puk dijo...

Ya te lo dije el otro día, espero que lo pases genial, po una sencilla razon, porque te lo mereces guapo! Mejor dicho, os lo mereceis los dos!!

Y no te preocupes por este rinconcito, te lo cuidaremos en tu ausencia con el mismo cariño de siempre, y aqui nos encontraras cuando vuelvas ;)

Un besote!