miércoles, 26 de julio de 2006

Palabras no dichas (y III)

En este blog se han dicho muchas cosas, casi todas buenas. O al menos casi todas con buena intención. Pero a este blog le faltan muchas palabras por decir. Muchas.

Al crearlo, la intención era seguir los objetivos de la Asociación: reivindicar la poesía, recuperar la tradición de contar cuentos y buscar la paz. Hacer del blog un sitio de poesía y de cuento pero sin publicar poemas ni cuentos como tal. Más o menos, salvo excepciones que honran este sitio, hemos cumplido con esa extraña paradoja. También me propuse no hablar de cosas personales ni de política o actualidad. Y esto lo he cumplido bastante menos… pero espero que se me perdone.

Hoy, más de tres mil visitas después, me siento agradecido, feliz y (fuera modestias absurdas) orgulloso de muchas de las cosas aquí escritas. Especialmente de muchos de los comentarios escritos por ustedes.

Por suerte, me veo con ganas, con muchas ganas de seguir poniendo aquí algunas de las palabras que todavía no se han dicho. Ahora tengo varios sitios para los que necesito palabras: actuaciones previstas, algún cuaderno, este blog, un proyectito (que aún es solo eso y del que ya les informaré), algunas cartas, un oído… Espero ser capaz de encontrar palabras para todos esos destinos. Las buscaré en la calle, en los libros, en las conversaciones, en las miradas y sobretodo en la gente que se dedica a devolver estrellas de mar al océano, a comenzar y apoyar revoluciones de flores y a caminar hacia el horizonte sin detenerse.

Seguiré recogiendo palabras para ustedes.

Espero que sigan caminando conmigo.

Gracias.


3 comentarios:

Puk dijo...

Muchas gracias por seguir adelante con esta preciosa iniciativa, me alegro de que tengas ganas de mucho mas, aqui nos tendras a los incondicionales siempre esperando encontrar tus bonitas palabras, cuentos, cuentitos, poesias...o lo que en ese momento mas te preste...
Que a ti tambien se te quiere pomelin! ;)
Besitos!!

Princess Valium dijo...

Aquí seguiremos, atentos a todo lo que nos puedas contar. Es un placer leerte así que seguro que te acompañaremos en este viaje. Yo al menos no me lo pienso perder.
Un besazo i mil petonets

angel dijo...

Recalo por azar y vez primero en tus espacios reivindicativos de la poesía y la narrativa oral. Da gusto dejarse llevar por la frescura de espacios como el tuyo que aprecio. Considérate invitado al mío, que está de lleno dedicado a la poesía. Un gusto haberte descubierto.

Saludos.